Historia del Club

logokolitza

M.C KOLITZA  (un joven maduro)

El MotoClub Kolitza  acaba de cumplir la tierna edad de 18 años, en cuanto a vida social se refiere. No obstante, a sus componentes, y más en concreto, a sus fundadores, les han salido ya las canas encima de una trialera.

Los fundadores del Kolitza son viejos trialeros, lo que explica que las primeras y casi únicas pruebas que calendamos para el circuito de Euskadi los primeros años de andadura (1991-1992) fueron triales.

El nombre de nuestro Club lo hemos tomado del bocinero Monte Kolitza, el más significativo de nuestro entorno, desde el cual en el pasado, mediante un cuerno, se daba aviso de asistencia a las Juntas de Abellaneda a las gentes del Señorio.

montekolitza

M.C. KOLITZA (un Club en activo)

El MotoClub Kolitza nace en Marzo de 1991, y en parte ve la luz con la idea de dar solución a un grave problema que, por esas fecha, hace su aparición en el mundo del trial.

La mayoría de pilotos, aficionados casi en su totalidad, no cuentan con motos matriculadas, por lo que, ante la nueva reglamentación que aparece en esas fechas, vía Decreto, no pueden participar en pruebas de trial en circuitos abiertos, esto es, en los que la interzona discurra por pistas o carreteras.

En las condiciones anteriormente expuesta, las pruebas valederas para el Campeonato de Euskadi de Trial, venían a recoger, en cuanto a inscripción se refiere, a no más de siete pilotos, como lo acredita el acta de la primera carrera del año 1991.

La solución estaba clara para la gente del Kolitza, circuitos cerrados. Así, la segunda prueba puntuable para el Campeonato de Euskadi del 91, primera organizada por nuestro Moto Club, contó con la participación de más de 25 pilotos.

En ese primer año 1991, el Kolitza llegó a realizar 6 pruebas valederas para los campeonatos de Bizkaia, y Euskadi de Trial, o lo que es lo mismo, realizó seis de las siete pruebas calendadas para ese año, con una inscripción de pilotos creciente según se fue avanzando en el calendario.

En 1992, el Kolitza, por sí solo, siguió soportando, casi en solitario, el Campeonato Autonómico de Trial, insistiendo en pruebas en circuito cerrado, y con el consiguiente incremento de participación.

En el año 1993 proseguimos calendando la gran mayoría de las pruebas autonómicas de trial animados por el auge de las licencias en la especialidad, propiciadas por la no necesidad de matriculación en nuestras pruebas, debido a la marcación de zonas en circuitos cerrados.

Durante este año el Kolitza explotaba ya más de 12 circuitos ubicados íntegramente en terrenos municipales de otros tantos pueblos vizcaínos.

En este ejercicio del 93, comenzamos a participar tímidamente en el campo del Motocross con la Prueba del Páramo, que seguiria repitiéndose por varios años consecutivos. No obstante, seguirá siendo el trial el que absorba el 95% de nuestra actividad.

Este año fue para nosotros el de la Reválida al organizar una prueba del Nacional Absoluto que se saldó con muy buena crítica por todos los estamentos deportivos y prensa especializad, y del que guardamos un grato recuerdo y no pocas experiencias.

En el 94 volvimos a volcarnos en el trial Autonomico sin olvidar la prueba de motocross, iniciando una politica de apoyo a pilotos juveniles y a pilotos que participaron en el Nacional de Trial. A tal efecto, el presupuesto de 1994, incrementado por el pequeño saldo positivo del Campeonato de España anterior, permitió subencionar las inscripciones en las pruebas nacionales de trial en las que participaron un total de 11 pilotos de nuestro Club en las diferentes categorias, e igualmente se subencionaron todas las licencias de nuestros pilotos en la parte que dejaba pendiente de tener en cuenta que en este año el Kolitza agrupaba en su Club al 86% de los pilotos de trial vizcaínos.

La otra vertiente de nuestra política en el entorno del trial, esto es, la promoción del Deporte base, se saldó con un “staf” que dirigio el piloto catalan Cesar Panicot, subcampeon de Europa por aquel entonces, de una semana de duración, sólo para pilotos de promoción junior y juveniles de nuestro Club.

Experiencias de cursos de fin de semana patrocinados por el Kolitza en años anteriores nos hicieron ver lo corto que se quedaban en el tiempo este tipo de cursillos, por lo que nos decidimos por esta fórmula semanal, que dicho sea de paso, tuvo resultados espectaculares e inmediato en los cursillistas.

En el 95, en el ámbito del trial se sigue la trayectoria  ampliada de años anteriores, llegándose a inscripciones de 50 pilotos, y se profundizó en la política de colaboración y coordinación, vía calendario, con clubes hermanos de Cantabria coincidentes con la politica del Kolitza, en el marcaje de circuitos cerrados, propiciando el que nuestros pilotos, al cabo del 95, llegaran a disputar, al margen del nacional, en más de 25 pruebas interautonómicas, lo que indudablemente, ademas de beneficiar la experiencia de los pilotos, permitió a los clubes ofrecer a los sponsor, principalmente Ayuntamientos en fiestas, un alto nivel de participación en pruebas.

En el campo endurista, probamos a realizar una prueba ambiciosa como test previo sobre nuestra propia capacidad organizativa, cara a solicitar futuras pruebas del nacional de esta especialidad. Para ello, invitamos a dos pilotos del equipo nacional que participaban en el mundial de enduro. El resultado fue muy positivo, y tomamos nota agradeciendo sus halagos, y muy especialmente sus críticas positivas y sus experimentados consejos.

M.C. KOLITZA (Experiencias)

Antes incluso del nacimiento del Kolitza, varios de sus socios, ya se habían desplazado en numerosas ocasiones, en calidad de aficionados, a Cataluña y Francia, para disfrutar de las pruebas mundialistas de Trial, y en las que sin duda tomaron buena nota, sobre todo de los maestros catalanes.

Antes también de la fundación del Kolitza, colaboraron de forma directa en la organización de los campeonantos Nacionales de Trial, que la Peña de Bilbao llevó a cabo en Balmaseda los años 88 y 89, patrocinados por nuestro ayuntamiento. Nuestra colaboración abarcó desde la busqueda, limpieza y marcaje de las zonas, hasta el apoyo logistico.

Tambien ofrecimos nuestra colaboración a la Peña en el año 92, cubriendo una zona del Europeo, e igualmente, en el Nacional de Cantabria del mismo año, organizado por el MC Reinosa con el que nos unen grandes lazos de amistad, nuestro cargos oficiales cubrieron, en calidad de jueces, las cuatro zonas especiales.

En el 95 cubrimos de nuevo zona en el Mundial de Bilbao, quedando emplazados en el 96 para realizar en nuestro pueblo, Balmaseda,   una prueba valedera para el Campeonato Nacional que tuvo una exitosa participacion europeo y una muy buena valoración.

En definitiva una corta pero intensa historia, un trabajo reconocido, una valoración positiva de los responsables federativos nacionales y vizcaínos, el apoyo incondicional del Ayuntamiento de Balmaseda, y una ilusión que aúna a todos nuestros socios, es lo que ha dado como resultado que, con renovada ilusión y ganas , sigamos adelante  abriendo  camino al frente del MotoClub Kolitza.

line
footer
© 2009 mckolitza.com | Aviso Legal | Desarrollado por OneClic